La plantilla del Athletic no es un saco sin fondo. La incorporación de jugadores derivará en salidas. Y el caso más duro está en los que ocupan posiciones en el centro del campo, con futbolistas que vuelven tras una cesión y otros que están en la puerta de entrada como Mikel Merino, al que sólo separa del Athletic un acuerdo con el Borussia ya que el futbolista está decidido a jugar en Bilbao si es que no se queda en Dortmund…

Origen: Marca.com

Anuncios