Igor Angulo ha sido uno de los grandes artífices del ascenso del Górnik Zabrze a la Primera División de Polonia. Ha sido el pichichi del equipo y de la categoría de plata con sus 17 tantos en 32 partidos, a los que hay que añadir cinco asistencias, y marcó el tanto de la victoria en la última jornada para sellar el objetivo. Se muestra “muy orgulloso” de su carrera tras la salida del Athletic, pero le queda la espinita de no haber podido consolidarse como león. Algo que achaca a su falta de madurez en ese momento…

Origen: mundodeportivo.com