Osasuna tiene un plan. Los rojillos pretenden cubrir el gasto de su plantilla para la próxima temporada con el dinero del Athletic. El club navarro ha enviado a la LaLiga un presupuesto cercano a los 23 millones de euros, de los que 9 de ellos corresponderán a las nóminas de futbolistas y técnicos del primer equipo. Y ahí entra el Athletic. Es la misma cantidad que piden para cerrar el fichaje de Berenguer: 9 millones de su cláusula de rescisión

Origen: Marca.com