BILBAO – El fútbol consiste en hacer goles y evitar recibirlos, de ahí que se diga que los partidos se deciden en las áreas. Siendo esto cierto, no lo es menos que en el espacio comprendido entre ellas, además de establecer las pautas del juego, es donde se suelen cocinar los triunfos. La disposición y el equilibrio del equipo se estructuran a partir del centro del campo…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia