stampa de cada fin de semana. El futbolista, tras marcar un gol, se agarra el escudo que lleva cosido en el pecho de su camiseta y lo besa demostrando su amor al club, pero ¿son tantos los jugadores que son verdaderamente fieles a sus colores?…

Origen: Marca.com

Anuncios