A diferencia del estilo pausado y reflexivo de Valverde, el navarro no para de moverse, corregir y animar a sus jugadores en cada uno de los ejercicios…

Origen: El Correo

Anuncios