El Athetic solventó con acierto su segundo compromiso del Festival de los Alpes. Un tanto en propia en la primera mitad y un segundo de Raúl García tras el descanso premiaron la mejor labor bilbaína. EL manual de Ziganda estuvo interpretado de una manera más eficiente, elevó su poder combinativo e hizo de la presión un resorte fundamental para imponerse por 2-0 al Sion. Además, las penalidades estratégicas del primer día fueron corregidas…

Origen: mundodeportivo.com

Anuncios