Los rojiblancos disfrutaron de una tarde libre para desconectar un poco de la intensa labor que está desarrollando en Crans-Montana. El partido ante el Sion y el entrenamiento de esta mañana eran motivos suficientes para que los leones dispusieran de horas de asueto. Así, los ha habido en la expedición bilbaína. Unos han dado un paseo y otros se han ido a las alturas para subir al teleférico y disfrutar de las espectaculares vistas del Crans-Montana, donde ha lucido un sol espectacular…

Origen: mundodeportivo.com

Anuncios