A sus 36 años, el ariete donostiarra dice que su secreto es «disfrutar de las pequeñas cosas» y avisa: «No he visto esos síntomas que me hagan replantearme nada»…

Origen: El Correo

Anuncios