Iñigo Ruiz de Galarreta ha sido presentado esta semana como nuevo jugador del Barcelona B. Tras su paso por Lezama –llegó a jugar algunos partidos en el primer equipo del Athletic– salió cedido al Mirandés, Zaragoza y Leganés en busca de minutos para después poder asentarse en la plantilla rojiblanca. Sin embargo, en Bilbao le abrieron la puerta y tuvo que salir al Numancia en verano de 2016, ya en propiedad. Una buena temporada le ha bastado para firmar por el filial culé…

Origen: Marca.com