Si el teórico bloque titular aprobó su examen con nota alta en el amistoso de Brujas, la segunda unidad no puede decir lo mismo de su duelo con el Valladolid en Sestao. Al menos en líneas generales. Arrancó con intensidad y dotes de mando, sin embargo le duró poco más de 20 minutos. Luego se fue diluyendo. Lo más importante para cualquier equipo es que sea reconocible…

Origen: mundodeportivo.com

Anuncios