Tras escenificarse el viernes ante el Brujas lo que, a todas luces, apunta a un ensayo general de cara al estreno en competición europea de este jueves en Bucarest, ayer tocaba el turno de los meritorios en un amistoso más de andar por casa, en Las Llanas frente al Valladolid. Fue, en líneas generales, una ocasión desperdiciada para quienes desean hacer cambiar de opinión a Ziganda y hacer que éste les tenga en sus oraciones…

Origen: mundodeportivo.com

Anuncios