Gaizka Bergara (7-2-1986) no vive unos días fáciles. Sus planes pasaban por realizar una pretemporada más con el Arenas. Trabajar y sudar. Lo habitual para un jugador. Pero la situación ha dado un giro radical. Circunstancias de la vida y el fútbol de bronce. El de Orozko se ha visto obligado a colgar las botas antes de tiempo…

Origen: mundodeportivo.com

Anuncios