Mucho se está hablando en los últimos días sobre la final de la Europa League que perdió en 2012 el Athletic en el National Arena de Bucarest, estadio en el que los leones volverán a jugar esta tarde. Creo que incluso se le está dando demasiado bombo a un hecho que ya pasó y al que, pese a que supuso una dolorosa derrota, no hay que darle más vueltas…

Origen: mundodeportivo.com

Anuncios