El Athletic  estrenó la ‘era Ziganda’ con un sufrido empate (1-1) en su visita al Dinamo de Bucarest en la ida de la tercera ronda de clasificación de la Liga Europa que otorga una ligera ventaja al equipo rojiblanco, pero deja el cruce abierto de cara al partido de San Mamés de la próxima semana…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia

Anuncios