Cuando las ideas no fluyen o cuando las piernas no responden como lo podrían hacer a otras alturas de la temporada, bueno es disponer de una fiel aliada como es la estrategia. Aquí las fuerzas se igualan y el Athletic acostumbra a sacar provecho siempre. En Bucarest dejó su sello. Estrenó el marcador del National Arena en un saque de esquina nacido en el laboratorio de Ziganda y las mejores oportunidades de los leones se produjeron a balón parado…

Origen: mundodeportivo.com

Anuncios