El Athletic fue capaz ayer de extraer un buen resultado tras el encuentro disputado ante su primer rival de competición oficial esta temporada, en este caso en la previa de acceso a la Europa League. El equipo de Ziganda completó un primer acto de partido que dejó entrever muchas de las características que el preparador quiere implantar en el estilo de los bilbaínos. A través de una presión intensiva en campo contrario, lo cierto es que los rojiblancos maniataron desde el inicio todas las posibilidades que los rumanos albergaban de dominar el partido…

Origen: mundodeportivo.com