El reinado de Julen Guerrero estuvo marcado por dos etapas bien diferenciadas, donde la década de los años noventa fue la más brillante. No sabemos muy bien si su coronación como Rey de los Leones fue por su inconfundible melena, por su capitanía de más de una década o por su increíble calidad que lo hacía un jugador diferente al resto…

Origen: El Otro Fútbol

Anuncios