El himno de la Europa League volverá a sonar mañana en San Mamés casi seis meses después de que el APOEL chipriota visitara la Catedral vestido de equipo inferior y acabara con el favoritismo rojiblanco una semana después en Nicosia. El estadio rojiblanco volverá a ser testigo de las andanzas de los leones en el Viejo Continente y se prepara para rugir y empujar a su equipo…

Origen: Marca.com

Anuncios