Sería pedir demasiado que aquel socio que disfrute de sus vacaciones a muchos kilómetros de Bilbao se acerque hoy a San Mamés para ayudar a los leones a superar este primer escollo en una andadura europea que ojalá sea muy larga. Pero esperemos que muchos de los que se hallen en esa envidiable situación hayan tenido el detalle de ceder su carnet a alguien que pueda ocupar su localidad, para hacer así que el estadio presente un aspecto acorde con lo que hay en juego. Que es mucho…

Origen: MD

Anuncios