Ser empático no es decirle al que sufre “cuánto lo siento”. Ser empático es sentir al otro. Supone realizar un esfuerzo por tratar de ponerte de verdad en el lugar de la otra persona, saber qué piensa, qué le motiva o qué le provoca dolor. La empatía permite ser comprensivo, solidario, generoso y compañero. Los que trabajamos en el mundo del fútbol profesional conocemos la filosofía con la que se educa en la cantera del Athletic de Bilbao y gracias a esos valores profundos basados en la amistad, cooperación, en el todos a una, pueden surgir dinámicas tan positivas como la que reina en el primer equipo. No son un equipo de fútbol, son un grupo de amigos que se dedican a jugar a fútbol…

Origen: Sportlife.es

Anuncios