BILBAO – Kuko Ziganda lo tenía muy claro en la misma víspera del partido. Lo dijo alto y claro. Fue una declaración de intenciones. No dudaba de su grupo y subrayó la ilusión del vestuario de competir en Europa, por mucho que se haya hecho habitual en los últimos tiempos. Apuntó que gusta mucho la dinámica de jugar entre semana y viajar por el Viejo Continente. Él, además, también tenía muchas razones personales para motivarse…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia