Hace poco más de una década, y cuando ambos militaban en Osasuna, un imberbe Raúl García ya le daba alegrías a Kuko Ziganda en forma de goles disputando competición europea. Tantas, que la escuadra navarra llegó hasta semifinales. Ayer, y ahora defendiendo la elástica del Athletic, el de Zizur Nagusia quiso rememorar viejos tiempos para facilitarle un estreno plácido al técnico de Larraintzar en su estreno oficial en San Mamés con la primera plantilla…

Origen: GARA

Anuncios