Hay derrotas que escuecen más que otras. La del Athletic ayer en Dublín, por ejemplo, resulta llevadera. Nadie discute la justicia del triunfo conseguido por el Liverpool; pero quedó mediatizado, entre otras cosas, por el hecho de que Klopp eligió diez jugadores de campo para disputar los primeros 45 minutos y a otra decena totalmente diferente para el segundo tiempo…

Origen: MD

Anuncios