Aritz Aduriz tuvo que volver tres veces al Athletic Club de Bilbao para triunfar en el club de sus amores, el que le vio nacer. Su trayectoria en el mismo ha estado marcada por un crecimiento que no parecía ir en consonancia a su paso de los años, pues a medida que él se hacía mayor, su juego quedaba rejuvenecido…

Origen: Marca.com

Anuncios