BILBAO – Es uno de los activos de presente y futuro a corto plazo del Athletic. Y la entidad bilbaina lo cuida como tal. Se trata de un futbolista que requiere una progresión a la carta, por lo que las decisiones sobre su persona se toman después de efectuar un pormenorizado análisis. Asier Villalibre (Gernika, 30 de septiembre de 1997) se encuentra inmerso en un momento de cierta incertidumbre, porque asume que saldrá cedido, si bien, ya casi mediado este mes de agosto, no conoce cuál será nuevo destino, que espera se cierre en fechas cercanas…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia

Anuncios