BILBAO – El Athletic se medirá esta tarde a un Alavés renovado respecto al de la pasada temporada, en la que alcanzó la final de Copa con una plantilla que ha sufrido un auténtico lavado de cara este verano. El conjunto gasteiztarra, sabedor de la importancia de acertar con los fichajes, debido al amplio y relevante número de cedidos con los que contó el año pasado en su regreso a la élite, se ha movido en el mercado con el objetivo de armar un nuevo bloque que cumpla los objetivos establecidos de cara al curso entrante…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia

Anuncios