En un choque jugado de poder a poder y que finalizó con empate a dos goles en el marcador y escándalo en el césped por el repentino abandono del terreno de juego del árbitro cuando quedaba un minuto para la conclusión, Manu García se quedó con los aspectos positivos del juego desplegado por ambos equipos y no se escondió a la hora de valorar lo que había pasado con el colegiado. “No podemos dar esta imagen”, resumió…

Origen: MD

Anuncios