BILBAO – La suspensión de la final de la primera edición de Euskal Herriko Txapela a un minuto de la conclusión del derbi que enfrentó a Athletic y Alavés en Lasesarre continúa dando que hablar. El colegiado guipuzcoano Palencia Caballero, de Segunda B, decidió dar por finalizado el choque después de que los jugadores de uno y otro equipo se enzarzaran tras la expulsión por roja directa del paraguayo Óscar Romero…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia