El Athletic Club renació en Atenas cuando parecía hundido y levantó, en seis minutos, un 2-0 en contra ante el Panathinaikos para ganar por 2-3 y encarrilar su presencia en la fase de grupos de la Liga Europa, liderado por el juego del bullicioso Iker Muniain y los goles del eterno Aritz Aduriz…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia