BILBAO – Mientras no se demuestre lo contrario, algo que en todo caso se comprobará esta noche, la amenaza real que representa el Panathinaikos se asocia a factores ajenos a su entidad futbolística. Quizá obedezca al desconocimiento de los argumentos objetivos del conjunto heleno, que ha disfrutado de épocas más prósperas que la actual, pero buena parte de sus opciones frente al Athletic parecen depender del calor que presidirá la cita que acoge el Apostolos Nikolaidis…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia