Un solitario gol de Muniain fue suficiente. El Athletic no tuvo que subir de marcha y controló el partido con maestría. Sigue inmaculado en las previas…

Origen: AS.com