Una de cal y una de arena. Fiel a su costumbre, la ilusión en el Sanse apenas ha durado una semana. La victoria inaugural ante el Izarra (0-3) ha dado paso a la decepción tras caer ante el Bilbao Athletic en un derbi vasco de escasa calidad en el que los rojiblancos supieron sacar provecho de los errores de su rival…

Origen: MD