El derbi de Ipurua tiene un significado especial para Markel Susaeta. Hubo un tiempo en el que el extremo rojiblanco fue el único representante del fútbol eibarrés en Primera. El Eibar ahora es uno más en la máxima categoría y Susaetadisfruta de ello. Nunca pasó por la cantera armera, pero desde muy pequeño fue un asiduo a Ipurua y lleva al club muy dentro. Esta tarde tendrá que aparcar sus sentimientos durante dos horas…

Origen: Marca.com