BILBAO – Toca hacer caja. El Athletic aún no ha olvidado el tropezón en el estreno liguero frente a un recién ascendido como el Getafe, pese a que cuatro días después obtuvo el billete para la fase de grupos de la Europa League a costa del Panathinaikos. La competición doméstica es la que da de comer y el conjunto rojiblanco asume esta máxima…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia