“Si el partido no sale (bien en Ipurua), se diría que Kuko es un kamikaze y los jugadores que hemos entrado hoy no valemos para Primera División”. Lo dijo Eneko Bóveda en zona mixta tras concluir el partido del domingo ante el Eibar. Puede que sea excesivo, pero en realidad sabemos que este negocio funciona así. Pasamos del blanco más nuclear al negro más oscuro que se conozca sin detenernos en ningún matiz grisáceo…

Origen: MD