Las rotaciones de José Ángel Ziganda en Ipurua dibujaron una novedosa línea defensiva en las filas rojiblancas. Eneko Bóveda y Enric Saborit se hicieron cargo de los laterales, mientras que Unai Núñez acompañó a Aymeric Laporte en el eje de la zaga. Un cuarteto inédito que, además, se destacó como el segundo más joven (24 años) de la segunda jornada de Liga, únicamente por detrás del que presentó el Valencia (23’25). Savia nueva…

Origen: MD