El Athletic-Girona del domingo no será un partido más. Ni para Gorka Iraizoz, ni para sus excompañeros ni para una afición que se acostumbró a tenerle como guardián de la portería de San Mamés durante una década. Se trata, nada más y nada menos, del tercer guardameta con más partidos en la historia del club rojiblanco, por detrás del ‘Txopo’ Iribar y Carmelo…

Origen: MD