El portero del Girona Gorka Iraizoz, era sin duda, uno de los atractivos del partido de esta tarde, en el que el navarro se medía a su ex equipo, el Athletic, club en el que ha estado las últimas diez temporadas. Gorka, tuvo poca faena a lo largo del encuentro, pero se mostró inseguro en algunas acciones…

Origen: MD