Iraizoz cayó derrotado en su regreso a San Mamés. Y su excompañero Williams tuvo buena parte de culpa. La Pantera, como desveló en su entrevista a MD, ya había picado a su buen amigo Gorka en los días previos al encuentro entre Athletic y Girona: “Prepárate, porque te voy a vacunar”. No lo consiguió, pero sí preparó las ‘agujas’ a Muniain, su cómplice, y Aduriz, su referente, con las asistencias en los dos tantos que decantaron el choque a favor del equipo bilbaíno…

Origen: MD