UNA cuestión de hacer caja. El Athletic cumplió con el expediente y sumó tres puntos que entraban en sus cálculos y que le sitúan en cuarta posición de la tabla, lo que es la mejor noticia del partido de ayer, donde el conjunto rojiblanco hizo todo un alarde de efectividad a falta de buen juego, que se entiende que es una plusvalía a considerar. Fue un choque que decidió Iñaki Williams con dos asistencias excelentes y que rompieron a un Girona con buenos fundamentos pero cándido en ataque…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia