Algún día tenía que caer la derrota para el Athletic y lo ha hecho en el noveno partido oficial de Ziganda. Aunque Bóveda ha explicado que “era mejor que no llegara, trabajábamos para ello y confiábamos en que este era un buen partido para sacar los tres puntos o puntuar. Hemos estado ahí gran parte de los minutos de partido. Al final se ha roto y ellos han estado más finos. Han fallado menos pases y con el acierto en una jugada nos han ganado”…

Origen: MD