UNA prueba de fuego. Eso supone para el Athletic de José Ángel Ziganda el partido ante el Atlético de Diego Simeone y, más concretamente, el nuevo desafío con Antoine Griezmann (Macon, Francia, 21-III-1991) de por medio. El internacional galo, referente de un equipo necesitado de sus goles para aspirar a las cotas más altas, vuelve a cruzarse hoy en el camino de los leones en San Mamés, donde los buenos recuerdos se apoderan del francés, quien concretó en la nueva Catedral su particular despegue como futbolista colchonero…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia