BILBAO – José Ángel Ziganda no ocultó en la sala de prensa de La Rosaleda su desazón por lo acontecido en los veinte últimos minutos de un encuentro que finalizó “cabreado por el resultado” y por “algunas cosas” que observó en el tramo final del envite. El técnico rojiblanco, no en vano, se mostró sumamente crítico con la actitud de sus jugadores tras tener todo a favor, al asomar con 1-3 en el marcador y un futbolista más sobre el césped desde el minuto 53…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia