En menos de 7 días, el castillo de naipes de Ziganda se ha venido abajo con tres soplidos. Hasta el pasado domingo, el proyecto de Kuko se resguardaba de la lluvia de críticas a su juego amparado en una portería virgen en los tres primeros choques ligueros. Tres ráfagas de viento se han cargado ese paraguas en una semana muy mala para los intereses rojiblancos…

Origen: MD