Iker Muniain recibió una gran oleada de apoyo nada más conocerse el diagnóstico de rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha. Es la segunda vez que esta grave lesión -la otra vez fue en la izquierda- se interpone en el camino del atacante del Athletic. Le espera otro largo camino para volver a disfrutar del fútbol como estaba haciendo hasta ahora…

Origen: MD