El capitán se pierde lo que queda de curso. Hay un 70% de probabilidades de romperse el otro cruzado tras una lesión igual como la que sufrió en 2015…

Origen: GARA