El público de Mestalla celebró la victoria frente al Athletic por todo lo alto. No era para menos. Los locales se venían ganadores del partido al descanso, pero no acabaron de verlo claro hasta el preciso instante en que Hernández Hernández decretó el final del choque…

Origen: MD