No fue el mejor encuentro del joven guardameta del Athletic. Primero hizo un penalti absurdo golpeando con las manos la cara de Rodrigo y en el tercer gol volvió a fallar en la salida…

Origen: AS.com