El jueves abandoné San Mamés con un poso de amargura. Hubo muchas cosas del encuentro ante el modesto Zorya que no me gustaron. Ni antes, ni durante, ni después del partido…

Origen: MD